miércoles, abril 1

ROSCOS DE ANIS

  Ingredientes:
  • 3 huevos 
  • 5 cucharadas de leche por huevo 
  • 5 cucharadas de azúcar por huevo 
  • 5 cucharadas de aceite de oliva por huevo 
  • Ralladura de 2 limones 
  • 1 sobres de levadura ( Royal o similar
  • 1 copita de anís
  • la corteza de un limón ) 
  • Harina, la que admita 
  • abundante aceite de girasol para freír
 
 
 


 Empezaremos poniendo el aceite a calentar a fuego lento con las cortezas del limón,cuando empiece a humear lo apartamos dejamos enfriar y lo reservamos,





Se separan las yemas de las claras.
Se baten las yemas, se agrega la leche, a continuación el azúcar, y se bate. Se añade el aceite , la ralladura de limón y el anís y
Se mezcla todo bien
Las claras se baten hasta conseguir el punto de nieve y se echa a la mezcla de los otros ingredientes de forma suave con movimientos envolventes para que las claras no se nos bajen demasiado
Por último se añade  el sobre de levadura y la harina, poco a poco hasta que veamos que tenemos una masa que se puede trabajar y hacer los roscos
 Llegado a este punto comentar que no nos debemos pasar echando harina pues los roscos no saldrían esponjosos y resultarían duros. En cuanto veamos que se pueden formar los roscos hay que dejar de echar harina, se hace una bola y se deja reposar al menos media hora
  La masa la trabajaremos  sobre una superficie lisa en la que pondremos un poco de harina y con un rodillo  la estenderemos procurando que quede no muy gruesa, una vez estendida la recortaremos con un molde o en su defecto nos puede servir un vaso.Retiramos la masa sobrante.
 Vamos poniendo uno encima de otro, cuando los tenemos de dos en dos volvemos a recortar en el centro con un molde más pequeño,esto hará que quede pegado por el centro.Con la masa que retiramos volvemos a hacer lo mismo y así mientras que nos quede masa

una vez los tengamos unidos con unas tijeras les vamos haciendo unos cortes ( esto no es necesario pueden salir redondillos y estarán igualmente si os fijáis en esta foto viereis que yo los ice de las dos formas )



 Preparamos una sartén con abundante aceite de girasol y en él freiremos una cáscara de limón. 
La temperatura del aceite no debe estar muy fuerte,más bien vajita, pues sino los roscos enseguida se doran por fuera pero se quedan crudos por dentro y no esponjan.
  Los vamos echando  en el aceite y freímos.
 En cuanto los saquemos de la sartén los vamos poniendo en un recipiente en el que  habremos puesto en el fondo papel de cocina para que absorba el aceite e inmediatamente los vamos pasando por una mezcla que habremos hecho de azúcar y canela o también se pueden espolvorear con azúcar glasé y
 ¡Listo!.













































































No hay comentarios:

Publicar un comentario